A Julio Anguita

Julio se nos ha marchado en mayo y, con él, una manera de entender la política que muchos de nosotros echamos de menos en la actualidad. El maestro de la honradez, la humildad y la coherencia —sin pelos en la lengua— ha sido derrotado por su propio corazón. La única forma que conozco de abandonar... Leer más →

Queda la música

De alguna manera eres inolvidable (hasta sin tu latido): Aute y la locura que todo lo cura. La belleza de las musas a las cuatro y diez, cuando alumbran dos o tres segundos de ternura. Yo pasaba por aquí y se me ha escapado algún verso suelto, más de lo mismo.Anda, márchate rumbo Albanta. Haz... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑