El trabajo

Me encuentro a menos de dos kilómetros de distancia del blanco. Observo su figura encuadrada en el centro de la mira telescópica. El objetivo camina por la calle, sin ninguna sospecha que le haga intuir que mi rifle PGM 338 está apuntándole directamente a la cabeza. Al otro lado del cristal solo existe otro nombre... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑