Conversaciones con el espejo

—La palabra hablada es más sincera que cualquier imagen o texto. —¿Qué palabra? ¿La mía? Eso no vale nada... —Cierto, tus palabras están a la altura del croar de los sapos. Eres la antítesis al niño o al borracho. *** —Y tú... ¿Qué voz oyes cuándo me lees? —La suya.

Mariluz o la ruptura de la fantasía

Cuando Lewis Carroll escribió “Alicia en el país de las maravillas”, y posteriormente “Alicia a través del espejo”, quiso llenar de fantasía la historia de una niña real. Su nombre era Mariluz, y era la hija de un amigo del escritor. Mariluz descubrió, a una edad muy temprana, que cuando la realidad entra en tu... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑