Amanecer

La oscuridad del techo va aclarando en grises que se cuelan bajo el brillo de las persianas: el sol llama a las puertas de un nuevo día. Dejo entrar su claridad, abierto de par en par. La piel se eriza como bañada por el rocío y observo cómo sale de su letargo. Los colores azules... Leer más →

Despertar

No me despiertan las primeras luces del alba, sino el susurro de mi camisa de ayer recorriendo tu espalda. Puede percibirse el frío de la mañana en tu piel mientras resbala la tela. Tus pies descalzos rodean la cama, en silencio, buscando la luz bajo la puerta. El sonido del elástico de tu ropa interior... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑