Costumbres

Costumbre la tuya, desacostumbrarme a todo; costumbre la mía, acostumbrarme a ti. Todo de nada —nada de todo — volvernos la cara para robarnos un beso. Dejo que me sigas —nos seguimos — sin dejar de perseguirnos en un círculo que nos lleva a nosotros. Soy de costumbres y tanta lumbre quizás me lleve a acostumbrarme a... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑