El cubo

—¿Alguien me escucha? ¿Alguien puede verme? Percibo la fría piedra alrededor, la humedad bajo mi estructura, el vacío en mi interior. Arriba una pequeña luz, lejana como la luna en una noche sin estrellas. El aire es pesado, la oscuridad me envuelve y penetra dentro. Suspendido, espero… —¿Alguien me escucha? Una sacudida brusca, mi cuerpo... Leer más →

La pulga

En un alarde Kafkiano desperté como Gegorio Samsa, protagonista de "La Metamorfosis". En este caso, el insecto estaba identificado, era una pulga. Me encontraba bajo las sábanas de tu cama. Observaba cómo dormías y tus "enormes y largas" piernas se postraban a mi alcance. A unos pocos milímetros para ti y un largo camino para... Leer más →

La batalla

Miré a mí "enemigo" a los ojos y supe que recorrería con mi lengua cada parte de sus trincheras. Había un plan para atacar... La batalla comenzará en sus labios, sin parpadear. Su cuello, sus pechos, su espalda, sus piernas... Había un plan para defenderse... Debo soportar cada caricia, cada beso, cada impulso contra mi... Leer más →

El abogado

No se apreciaba la luz del día, a pesar de que las ventanas se encontraban abiertas para sofocar el calor de la noche. Daniel, despierto desde horas inciertas, observaba como el ennegrecido techo de su habitación se aclaraba con la llegada del alba. En ese instante la cama, que en horas previas había intentado expulsarlo... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑