Antes de dormir

Un clic, una chispa: ¡Fuego!

El pistoletazo de salida con la tranquilidad de un revolver apuntando directamente al esternón.

¡Bang!

Mi habitación en penumbra se ilumina. El humo serpentea, baila y danza como las sombras en la caverna de Platón.

Veo a mi mujer desnuda por última vez. Las ondas del disparo dibujan sus curvas.

El miedo se abre paso entre la niebla con forma de lobo.

La noche me mece y el oxigeno cada vez es más escaso. Dentro del espacio se ha abierto la compuerta que me hará flotar en una oscuridad infinita.

La última bocanada de aliento muestra mi silueta en la pared, como un pez que sale del agua y refleja en sus ojos la muerte.

Un muro de humo separa mi vida de este instante.

Todo termina cuando fuegos artificiales inundan mi cenicero y apago el cigarro. Debo dejar de fumar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: