El cubo

—¿Alguien me escucha? ¿Alguien puede verme?

Percibo la fría piedra alrededor, la humedad bajo mi estructura, el vacío en mi interior. Arriba una pequeña luz, lejana como la luna en una noche sin estrellas. El aire es pesado, la oscuridad me envuelve y penetra dentro. Suspendido, espero…

—¿Alguien me escucha?

Una sacudida brusca, mi cuerpo se tambalea. Comienzo a descender, despacio. El final incesantemente cerca… El golpe contra la superficie del agua suena como un chasquido en medio de la nada. El gélido líquido comienza a hundirme.

—¿Alguien puede verme?

Huesos de hierro y piel de madera, barco a la deriva sumergiéndose lentamente.

—¿Alguien…?

Olas acarician el armazón, casi me encuentro cubierto. Última bocanada hacia la claridad, el agua entra en mí suavemente.

(…)

Emerjo pesado tras la cuerda anudada al arco de mis asas. Rebosante, un ligero balanceo da inicio a la ascensión. Me rindo al arrastre hacia el destello, un reflejo de libertad. Casi rozo el aire que entra desde el agujero.

Mi cuerpo se encoge al salir de la penumbra del mismo modo que un bebé recién nacido.

Unas delicadas manos me recogen del orificio. El líquido es derramado sobre su piel mientras me acerca a la boca. La muchacha bebe de mí. Siento unos labios posarse en mis bordes y como me vacía en cada trago.

Después de saciar su sed, la chica vierte el resto de mi contenido en el pozo. Mira su reflejo sonriente, y como el que empuja un columpio, me devuelve suspendido al centro del abismo.

 

Juan Manuel Ramírez Paredes. Cuentos sin retorno. Madrid (2018).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: