Queen – Bohemian Rhapsody

Bohemian Rhapsody fue publicada por primera vez el 31 de octubre de 1975, perteneciente al álbum de A Night at the Opera, de Queen, convirtiéndose casi de manera inmediata en un éxito mundial.

Con millones de copias vendidas en todo el mundo, en 1991 volvió años después al número uno de las listas en Reino Unido, tras la muerte de su escritor Freddie Mercury.

Freddy estuvo trabajando en la canción mucho antes de la publicación final de Bohemian Rhapsody. En 1968, cuando todavía estaba en la escuela de arte, ya tenía algunas frases escritas y el título era The Cowboy Song.

El cantante y compositor se despertaba a media noche, reproducía con su piano y escribía aquello con lo que había soñado y que más tarde daría forma en Bohemian Rhapsody.

El guitarrista Brian May afirma que cuando comenzaron a dar forma a la canción final, no había ningún guión, Freddy Mercury tenía la composición en la cabeza y en decenas de pequeños trozos de papel en los que iba apuntando las notas.

Con casi 6 minutos de duración, el proceso de grabación de Bohemian Rhapsody duró muchas semanas y se realizó en 6 estudios diferentes, utilizando 180 overdubs.

Bohemian Rhapsody es bien conocida por su estructura de 6 secciones: introducción, balada, solo de guitarra, parte de opera, rock y vuelta a la balada para finalizar. El productor Roy Thomas Baker afirma que sólo para grabar la parte de la canción de opera se tardaron 3 semanas, que en aquellos años era lo que normalmente se tardaba en grabar un álbum de rock completo.

Los más de 180 overdubs de los que hablábamos antes provocaban que las mismas cintas pasasen en multitud de ocasiones por los cabezales de grabación. Las cintas son opacas, pero acababan casi transparentes que ya la capa de óxido se desgastaba.

Después, las partes deseadas que incluían las submezclas se cortaban con navajas y se volvían a empalmar con cinta adhesiva.

No faltaban los momentos de tensión entre los integrantes de Queen durante las grabaciones. El productor Roy Thomas Baker habilitó una habitación privada en la que discutir e incluso el batería Roger Taylor se llegó a encerrar en el armario de las cintas porque quería que su canción “I’m In Love With My Car” fuese la cara B de Bohemian Rhapsody. Lo consiguió.

Los casi 6 minutos de duración de la canción Bohemian Rhapsody fueron un gran impedimento al principio, porque las fórmulas de radio de aquellos años no concebían reproducir temas tan largos.

Considerado como uno de los mejores vídeos musicales de todos los tiempos en Reino Unido, tuvo un coste de unas 4.500 libras en 1975. Además, fue su éxito el que dio lugar a la mayor creación de videoclips que acompañaran a los sencillos, algo que no solían hacer las discográficas.

Bohemian Rhapsody ha acumulado en todos estos años unas ventas estimadas en 6.7 millones de copias, siendo además la tercera canción más vendida de todos los tiempos en Reino Unido, con 2.4 millones de ventas.

Fuente: Omicrono.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: