Me encanta cuando me escribes…

Cada día busco en mi pantalla un mensaje tuyo: un saludo, unas “Buenas noches”, un susurro… Pero no encuentro nada que no sea el fondo negro del reloj que marca lento las horas.
De repente, en un inesperado instante, cuando no lo espero, cuando ya me hice a la idea de no saber de ti, de no encontrar una respuesta a mis mensajes; tu nombre ilumina mi mirada junto a tus palabras. Un descanso.

El tiempo se detiene para prestarnos la atención y tranquilidad que necesitamos. Un universo sobre el teclado y mil cosas que me encantaría decirte (y pienso) pero no escribo. Únicamente conversación para saber de ti, conocerte. Para contar lo que no debo e intentar sonsacarte un beso, una sonrisa o tu mirada a través del frío aparato que sostengo entre mis manos temblorosas. Acariciando el teclado para no atravesar el móvil y abalanzarme sobre tu cuerpo.

Me encanta cuando me escribes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: