Felices 33

Llegados a esta edad… ¡montamos un Cristo! Los clavos en los pies viene de serie, de “paso”, nos ayudan para no correr. Si nos crucifican, nos reencarnamos; no pensamos en cargar con coronas de pinchos. La pasión está presente, pero sin intención de desaparecer; siempre en ascensión.

Los años de reinado del Rey David, los años con los que Miguel Ángel comenzó a pintar la “Capilla Sixtina y el más alto grado del masón (Maestro de Maestros). El número de cantos de Dante en su “Divina Comedia (Infierno, Purgatorio y Paraíso) y los días que restan para finalizar el año. Presentes en todas las sumas del “Cuadro Mágico” de Gaudí.

Cuando nos ausculten, lo decimos; ni miedo ni vergüenza a las consecuencias. Ya están aquí… Diga: “33”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: