Suéltalo

Dejen de buscar explicación a lo inexplicable, de buscar la felicidad, de pensar por los demás. Dejen de aburrirse con lo cotidiano, de prometer lo que no van a cumplir. Dejen de mentirse… simplemente, ¡vivan!. Un día, otro; ninguno será igual. Si nos centramos en las preocupaciones, en el siguiente suspiro, en el último segundo; nos arrepentiremos antes de desvanecernos. Y será en ese punto en el que no puedan hacer nada por cambiarlo. Si no merece la pena, si duele; déjenlo atrás. Si creen que merece la pena, luchen. Pero no pierdan la vida intentando imposibles ni soñando con metas. Todo es mucho más sencillo de lo que el ser humano lo complica. Nuestros mayores obstáculos somos nosotros. Dedíquense tiempo a reflexionarse y si todo está bien con uno, el resto de adaptará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑