Conversaciones con la Luna desde la ventana de un bajo

Hola, ¿estás ahí? pregunté.

¡Claro, ya anocheció! respondió la Luna.

No te veo.

—¿Está nublado?

No lo sé, no veo el cielo. Pero hoy el día fue soleado y con pocas nubes, así que supongo que debe ser una noche abierta.

Tu corazón, ¿lo ves?

No, pero lo oigo, siento como late dentro de mí.

Y… ¿acaso a mí no?

Supongo que sí, o eso, o estoy loco.

Ahora, ¿sonríes?

Aún no.

Pues también está ahí, dentro de ti, sólo debes hacerlo.

¿Por qué debería sonreír?

Porque sientes tu corazón, si no lo hicieras seria la única forma de no poder sonreír.

Voy a dormir.

—¿Sonriendo?

Sí.

 

Imagen: “La noche estrellada”, Vincent van Gogh.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: